Clausula suelo

El Real Decreto-Ley 1/2017 ha obligado a las entidades financieras a poner en marcha un mecanismo específico para reclamar por las cláusulas suelo, previo a la interposición de una demanda judicial. Aunque las entidades deben garantizar que el sistema es conocido por los consumidores, no esperes que se pongan en contacto contigo de manera individualizada, ya que pueden informar, por ejemplo, a través de sus páginas web o en los tablones de anuncios de sus oficinas.

El procedimiento es voluntario para el consumidor, por lo que se iniciará una vez que presente la reclamación.

Una vez recibida la reclamación, el banco puede hacer dos cosas:

Si considera que tu reclamación es procedente, te remitirá un cálculo con la cantidad que la entidad estima que te tiene que devolver, a lo que deberá añadir los intereses legales sobre las cantidades pagadas de más.

Si considera que tu reclamación no procede, no te enviará ningún calculo, solo una comunicación explicando los motivos por los que entiende que la cláusula de sus contratos no es abusiva. Si es tu caso, el procedimiento termina aquí y tendrás que acudir a los tribunales para recuperar su dinero.

¿Que plazo existe para reclamar?

La norma no establece un plazo máximo para presentar las reclamaciones por esta vía. Por tanto puedes presentarla cuando quieras, aunque nuestro consejo es que inicies la reclamación cuanto antes. Una vez presentada la reclamación se deberá llegar a un acuerdo en un plazo máximo de tres meses.

De esta manera se entenderá que el procedimiento extrajudicial ha concluido sin acuerdo:

Si la entidad de crédito te comunica expresamente que considera que te reclamación no procede o pasan tres meses sin que hayas recibido respuesta por parte de la entidad.

Si comunicas al banco que no estás de acuerdo con el cálculo de la cantidad a devolver o rechazas la cantidad ofrecida.

Si aceptas la oferta, pero el banco no te paga transcurridos tres meses desde que presentó la ¡reclamación.

¿Quién asume las costas judiciales?

Si reclamas por la vía judicial y obtienes una sentencia más favorable a la oferta recibida por la entidad, se impondrá condena en costas al banco, es decir asumirá tus gastos de abogado y procurador.

Recuerda que acudir a la vía judicial tiene costes, por lo que debes valorar si la diferencia entre lo que te ofrecen y lo que realmente te corresponde compensa iniciar la acción judicial.